domingo, 3 de marzo de 2013

De camino a #eabe13 pasando por la inclusión

Aquí estamos un grupo de profesorado y alumnado del IES Torre Almenara de la Cala de Mijas. Nos mueve la reflexión frente a la realidad, la necesidad de empezar a cambiar cosas, de aprender haciendo, de comenzar a caminar. Los comienzos no son siempre fáciles pero ya estamos junt@s en el aula; lo cual no es poco.    



Las experiencias de inclusión en secundaria

Las experiencias de inclusión en secundaria no suelen ser las más documentadas. Hay más experiencias en primaria, sobre todo en España. Las estructuras departamentales de los centros y la tendencia tradicional de nuestros IES al trabajo por departamentos estancos es una dinámica muy arraigada en todos nosotros, en mí la primera. Ahora nuestras dificultades se encuentran precisamente ahí , en reconocernos y en reconocer experiencias similares . 

Los primeros pasos


Ya hablamos de "nuestro" alumnado. Ya hemos dado el primer paso, el más importante. El que te carga de ilusión y te acerca. El de compartir miradas, preocupaciones, pizarras, discusiones, desencuentros, risas y hasta libros "detesto" ... , ya vendrán las reflexiones más sesudas, los proyectos comunes, la coevaluación, la reflexión tranquila; a pesar de que nuestra realidad actual no invite a ello. 

Ni los horarios, ni las limitaciones (solo asisto al centro un total de 10 horas semanales) han impedido que nos pongamos a ello. Hemos hecho un horario, hacemos actividades juntos, nos estamos empezando a organizar de otra manera. Estamos empezando a contar, realmente, con el otro ¿No es eso ya motivo de satisfacción? Esa es la mejor prueba de que estamos "en el buen camino".


El camino que va desde el aula ATAL al aula ordinaria



Inma, Montse, Javier, y Lola...
Yo me considero una privilegiada. Mi función como profesora de Interculturalidad (ATAL) levanta muchas barreras aunque, a veces, también me baje la barrera justo al pasar y me de en toda la cocorota.  Pero este no es el caso; además  las cabezas duras tienen sus ventajas y sus inconvenientes. Aguantan los porrazos a la vez que ayudan a seguir caminando.






Y junto a nosotr@s y nuestra práctica profesional, nuestro alumnado . El Aula ATAL es solo la excusa. El aula de ATAL existe porque el alumnado ATAL necesita ser integrado pero,  ¿cómo se puede alguien integrar en un aula separada por muy acogedora que sea y por mucho "español" que aprendas, por muchas plataformas que tengamos, por muchos proyectos que hagamos.?  ¿Está bien hacer todo eso solitos?




¿Es que los niños/as en sus clases hablan en   klingon? ¿No es español? ...  La lengua vehicular de nuestras aulas es el español. Yo no quiero que se pierdan ese maravilloso input lingüístico que existe en la clase de Lengua o en la de Ciencias Naturales. Ni en un millón de clases de ATAL soy capaz de reproducir toda esa riqueza lingüística.



¿Y las otras lenguas? 


«Hablarle a alguien en un idioma que entiende permite llegar a su cerebro, pero hablarle en su lengua materna significa llegar a su corazón». Nelson Mandela

¿Y el inglés? ¿Y el ruso? ¿Y el búlgaro? ¿Y el alemán? . Creemos que necesitamos el cerebro y el corazón para educarnos. Por eso necesitamos estar junt@s en el aula. Además, ¿qué más da? Si lo que estamos aprendiendo es el funcionamiento de las células?

.... Es que no hay por donde cogerlo, ¿verdad?



Nos programamos


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada